Tener una piscina en casa supone todo un placer, ya que nos permite disfrutar del buen tiempo junto a nuestros familiares y amigos de una manera mucho más divertida. Pero además, es la mejor forma de refrescarse después de un duro día de trabajo. Sin embargo, para que podamos disfrutarla al máximo, es necesario que le prodiguemos los cuidaos y el mantenimiento necesarios al agua para que esté limpia. Muchos creen que con echar cloro es suficiente, pero lo cierto es que los cambios en el pH pueden hacer que al agua de la piscina se ponga verde incluso en el mismo día.

Un problema que no solamente afecta a las piscinas de obra y de polyester, sino también a las piscinas desmontables, cada vez más habituales en jardines y patios. Se trata de piscinas baratas que podemos instalar nosotros mismos, que pueden retirarse cuando no están siendo utilizadas, que suelen ser más seguras y cuyo coste de mantenimiento es inferior. No obstante, esto no quiere decir que no tengamos que estar pendientes del buen estado del agua. Obviamente, no podemos permitirnos el lujo de estar cambiando el agua de la piscina cada vez que está verde o turbia. Y es que una piscina media tiene una capacidad de aproximadamente 25.000 litros, lo que supone un alto coste.

Si el agua de la piscina se ha puesto verde, bastará con aplicar cloro de choque y añadir antialgas. El antialgas o alguicida es un compuesto químico que previene la formación de algas. Sin embargo, una vez que ya han aparecido, no tiene ningún sentido aplicarlo. Por este motivo, debemos echar antes el cloro de choque para eliminarlas por completo y a partir de entonces realizar un tratamiento preventivo de algas una vez por semana. No obstante, debes saber que también existen antialgas de choque para eliminarlas.

  • Antialgas preventivos: este producto actúa inhibiendo el fosfato del agua, que sirve de alimento para las algas. Obviamente si no hay alimento, las algas no pueden vivir. Podemos encontrar este producto en formatos de 1 litro, 5 litros o incluso más.
  • Antialgas de choque: si ya tenemos la plaga de algas en nuestra piscina, deberemos informarnos sobre el mejor producto para cada tipo de alga, ya que podemos encontrarlas verdes, marrones, negras… Siempre es mejor comprar un antialgas específico, pues de esta forma el tratamiento será más efectivo.