En este artículo queremos daros unos consejos para la limpieza y el mantenimiento de piscinas. Uno de los problemas a los que nos vamos a enfrentar cuando tenemos una piscina es al de la limpieza y mantenimiento, para ello queremos daros una serie de consejos que os pueden resultar útilies.

La parte primordial para el mantenimiento de la limpieza es sin duda el sistema de filtrado para la piscina, hablamos de filtros y la bomba correspondiente. La primera recomendación cuando construimos una piscina es que estos elementos no estén a una distancia superior a los 15 metros, normalmente los constructores de piscinas este tipo de factor lo tienen presente.

¿Cómo debemos tratar el agua para la limpieza y mantenimiento de piscinas?

El sistema de filtrado: ¿Cómo funciona?

El sistema de filtrado es el elemento principal para la limpieza y mantenimiento de piscinas, sin descuidar el tratamiento del agua con los productos químicos. La suma de todos los aspectos para el cuidado del agua de nuestra piscina darán como resultado una piscina perfecta para el baño.

El sistema de filtrado comienza  mediante un motor eléctrico que hace girar una turbina para aspirar el agua desde el fondo de la piscina a través del sumidero y desde la superficie a través de los skimmers. El agua es impulsada a la  carcasa de la bomba actuando como una cámara de vacío. El agua una vez dentro pasa a un depósito donde se encuentra la arena de sílex (o vídrio ecofiltrante) que será el encargado de tratar físicamente el agua para su filtrado.

La mayor parte de la suciedad e impurezas que se encuentran en el agua serán retenidas por este elemento que solemos denominar lecho filtrante. En el interior del sistema de filtrado estará el difusor que ayudará a eliminar las burbujas de aire antes de devolver el agua limpia a la piscina, completando el ciclo de filtrado. El tiempo de duración de este proceso tendrá relación directa con: el tamaño de la piscina, potencia de la bombra y capacidad del filtro utilizado.

Recomendamos lavarlo cuando llevemos un cierto tiempo usando el filtro para que ningún tipo de sustancia impida el paso del agua en posteriores procesos de filtrado. Utilizando el lavado a contracorriente invertiremos la circulación del agua en el proceso de filtrado y expulsará al desagüe las sustancias filtradas.

sistema-filtrado-piscinas

Recomendación en la instalación del sistema de filtrado

Anteriormente hemos comentado que los filtros deben instalarse próximos a la piscina entorno a una distanciá máxima de 10 a 15 metros y -añado ahora- a un nivel 0,5 metros por debajo de la superficie de nuestra piscina.

He visto montajes del sistema de filtrado que utilizan para el empalme de la válvula selectora una tubería de hierro, para este tipo de unión es imprescindible utilizar accesorios de plásticos y cinta de teflón.

¿Cómo realizar la carga de arena en el filtro de la piscina?

  1. La carga para el filtro solo hay que realizarla cuando la instalación haya finalizado, nunca antes.
  2. Después de abrir la tapa del filtro, levante la válvura selectora y verá como se desengancha de una especie de tubo de PVC.
  3. Tape este orificio para que no puede entrar la arena en él cuando esté realizando la carga.
  4. Vierta arenas hasta cubrir 2/3 de la altura del filtro.
  5. Colocar nuevamente la válvula selectora después de retirar el vaso.
  6. Apriete bien los tornillos para que no haya pérdidas de agua.

¿Qué nivel de agua de haber en las piscinas?

Para un correcto funcionamiento de los skimmers el nivel del agua debe situarse a la mitad de la entrada del skimmer, si no llegamos a este nivel el funciomiento no será correcto.

Hay piscinas que no tienen skimmer, por lo que recomendamos en estas situaciones que el agua se mantenga al menos 20 centímetros por encima de la conexión de la manguera del limpiafondo, para evitar la entrada de aire.

La bomba: Un elemeno esencial en la proceso de filtración.

En el proceso de filtración para maneter limpia nuestra piscina hay un elemento que tiene mucha importancia. La bomba es una elemento fundamental para el sistema de filtración. Las actuales bombas que hay en el mercado, al menos la mayoría, son autocebantes, lo que indica que al ponerlas en funcionamiento se llenarán de agua automáticamente sin ayuda del usuario, algo que es tremendamente recomendable.

Como seguramente ya sabréis, las bombras puede ser de diferentes potencias según el tamaño de nuestra piscina y el número de litros de agua que necesitemos filtrar. Si a la hora de la construcción de la piscina no nos han recomendado ningún tipo de bombra en concreto -cosa que dudo-  tener en cuenta la cantidad de litros de agua para la elección de la bomba
La bomba de la piscina usa un motar que gira a gran velocidad, en el extremo opuesto hay una turbina activada por el motor de la bomba. El depósito o cámara de vacío se llena de agua y así se permite la circulación del agua de la piscina.
Después del cebado de la bomba comienza la filtración

Cuando hemos puesto a funcionar el sistema de filtrado a continuación del cebado de la bomba, se debe mirar con frecuencia el manómetro que nos indicará cómo de saturado estará nuestro filtro.
Como hemos explicado anteriormente el sistema de filtrado comenzará a aspirar a través del sumidero y de los skimmers. Para limpiar la superficie de la piscina hay que abrir solamente la válvula de los skimmer y cerrar todas las otras, para que haya una buena succión. Si por el contrario desea limpiar el fondo el proceso será inverso, utilizando la toma de fondo y abriendo la válvula correspondiente.

Este sistema de succión está interconectado lo que quiere decir que cuanto más válvulas abiertas tengamos menos fuerza tendrá en determinadas zonas, por lo que es mejor cerrar y abrir la válvula según la zona que queramos limpiar en nuestra piscina.

¿Cuándo debemos activar el lavado en nuestra limpieza de piscina?

Un elemento que nos va a indicar cuando debemos realizar un lavado de nuestro filtro es el manómetro. Cuando el manómetro indique una presión de 1,30 kg/cm2 es el momento para realizar el lavado.

La carga de arena que hemos puesto antes será la encargada de retener las sustancias que irá recogiendo en el proceso de filtrado, bloqueando el paso a todo estos elementos contaminantes del agua de nuestra piscina. Esto hace que la presión se eleve indicándonos que la carga de arena ya no puede admitir más suciedad y hay que limpiarla.

¿Cómo se hace el lavado?

Lo primero de todo es abrir las válvulas del sumidero y los skimmers antes de poner en funcionamiento la bomba. Antes de activar la bombra habrá que poner la válvula de selección en la posición de lavado. Esto se hará durante un par de minutos para limpiar el desagüe de la suciedad que ha alojado el filtro. Al terminar este proceso, el sistema necesita sobre una hora de reposo antes de enjuagar.

Después de haber realizado el lavado del filtro, sino seleccionamos la posición de “enjuague” el agua que va a llegar a nuestra piscina será turbia. Después de un minuto aproximadamente volveremos a situar la bombra en la posición “filtración”.

La posición del selector en recirculación será la que haga que el agua llegue a la piscina sin pasar por el filtro para que esta se llene.

¿Cómo utilizar el limpiafondos para mantener limpia la piscina?

Como hemos dicho anteriormente para poder utilizar el limpiafondos correctamente tenemos que conectar el aparato a una toma del interior de nuestra piscina y que esta toma esté bajo el agua a no menos de 20 centímetros de la superficie. Introduzca el limpiafondos antes de conectar la manguera y compruebe que la manguera coja el agua antes de llenarla.

Para conectar el limpiafondos hay que detener la bombra y seleccionar la opción de desagüe en la válvula. A continuación pondremos en marcha la bomba, abriendo la válvula correspondiente a succión de limpiafondos, cerrando las demás (skimmer y sumidero) válvulas.

Al limpiar la piscina el agua se vierte en el desagüe por lo que el nivel de la piscina descenderá, por lo tanto después recuperaremos el nivel del agua tal como hemos señalado anteriormente. No siempre hay que enviar el agua al desagüe, dependerá de la suciedad de la piscina, sino está muy sucia podremos simplemente limpiar la piscina en la posición de filtrado.

El tratamiento del agua con productos químicos para el mantenimiento de la piscina

La desinfección del agua

El agua de nuestra piscina aunque parezca limpiar puede contener virus y bacterias causantes de algún tipo de enfermedad, por lo que debemos desinfecctar el agua de la piscina antes de la temporada de baño.

El cloro es el producto que nos va a ayudar en la destrucción de las sustancias contaminantes presentes en el agua. Cuando este entre en contacto con bacterías y virus estos morirán y el resto de cloro permanecerá en el agua como cloro residual libre para protegernos de los próximos contaminantes que pueden llegar a nuestra piscina. El nivel de Cloro Residual Libre que debemos tener para una correcta desinfección es de alrededor 0,5 y 2,0 ppm.

Uno de problemas más frecuentes en el tratamiento del agua de la piscina es la apareción de las algas. Estas llegan a la piscina a través del viento y necesitamos un producto químico concreto para eliminarlas.

¿Qué es el PH del agua de la piscina?

El PH es un indicador que nos dice cual es la relación entre la acides del agua y la alcalinidad. En nuestra piscina debe mantenerse entre 7,2 y 7,6 de lo contrario puede producir irritación en los bañistas.

Si el pH es superior a 7.6, el desinfectante (cloro normalmente) pierde efectividad. Al contrario, si es inferior a 7.2, el agua de la piscina adquiere propiedades ácidas y puede irritar los ojos y la piel de los bañistas.