En pleno diciembre y habiendo pasado de largo la temporada de calor, llega el momento que todo usuario de piscina más detesta y es el mantenimiento de la piscina en invierno. Preparar la piscina para el invierno puede ser un trabajo costoso ya que aproximadamente durará unos 9 meses dependiendo de la zona de España donde nos encontremos. Este trabajo deberá hacerse nada más acabar la temporada de baño.

En Cubriland recomendamos que aprovechéis esta época para realizar cualquier tipo de reparación de algún daño sufrido en la piscina o sustituir algún elemento referente al sistema de tratamiento del agua. Lo que si que no se debe hacer es abandonar la piscina hasta el año que viene.

Cuando hablamos de invernar el agua de la piscina o de realizar el mantenimiento de la piscina en invierno, no se trata simplemente de que la piscina mantenga un buen aspecto visual, sino que el sistema de tratamiento de agua sea el correcto además de facilitar la limpieza del vaso, de manera que sigamos respetando el medio ambienta y evitando que el agua de nuestra piscina se contamine de una temporada a otra.

Aún habiendo realizado todos los pasos para invernar la piscina es aconsejable no descuidar el estado de la misma con una periocidad y no descuidarla.

Consejos para realizar en el mantenimiento de la piscina en invierno

El primer paso sin duda sería comprobar el funcionamiento correcto de los sistemas de filtrado, estos elemenos son esenciales para el mantenimiento de la piscina en invierno. Póngalos en funcionamiento durante un par de horas. Si su piscina tiene un cobertor  no es necesario retiralo para realizar esta acción.

Es recomendable invertir en un cobertor o mucho mejor en una cubierta para piscina de tal modo el agua de nuestra piscina quede resguardada de las hojas, insectos, polvo, arena o cualquier otro tipo de elemento contaminante. Siempre habrá que usar el quitahojas para retirar este tipo de elementos y de vez en cuando utilizar el limpiador de fondos.

Otro de los aspectos que no podemos dejar pasar por alto es el control del mantenimiento del PH del agua. Como todos sabemos se debe mantener unos valores entre 7,2 y 7,6 de este modo se evitará el crecimiento de algas en nuestra piscina y futuras irritaciones en la piel cuando volvamos a utilizar nuestra piscina.

No obstante cada piscina debido al diferente clima al que se ve expuesto y la densidad del agua por superficie, tiene una fecha adecuada para iniciar el invernaje. En ningún caso deberemos abandonar el cuidado del agua mientras la temperatura media no haya descendido por debajo de los 15º.
Es recomendable que, en las zonas geográficas que se ven más expuestas a las inclemencias metereológicas, bajemos el nivel del agua de la piscina unos centímetros para evitar posibles desbordamientos. No se recomienda vaciar la piscina por mucho tiempo ya que la presión que ejerce el terreno puede deteriorar la estructura de la piscina.

como mantener limpiar la piscina